La Anfitriona

Eva Campos Navarro Nací a finales de los 70 en España y a principios de los 80 ya escribía, pero el tiempo pasó y los cuentos de ranitas charlatanas y princesas guerreras dieron paso a los trabajos sobre neurociencias, terapias, ansiedad, recursos humanos, etc.
Después de licenciarme en la facultad de Psicología de la UCM, recabé en el mundo de los Recursos Humanos y las multinacionales, pero todo tiene un final y tras mi paso por Asia decidí dar un giro radical y dedicarme en exclusiva al coaching y a escribir, mi gran pasión.  Fue entonces cuando me di cuenta; quien no ha pasado por el infierno de los kilos de más, no sabe la tristeza en la que se vive. Yo conocía bien esa tristeza porque había estado viviendo toda mi vida en ella, así que decidí escribir y compartir con los demás no sólo mi experiencia perdiendo 70 kilos de peso sino mis sentimientos, mis pensamientos y mi proceso. Y así surgió el libro "Soy más lista que el hambre" que presenta una nueva visión en el área de la pérdida de peso; los malos hábitos son un síntoma de algo que subyace, y lo importante (más allá de la alimentación y el ejercicio) es realizar  un trabajo interno para encontrar las verdaderas raíces del sobrepeso y de la relación con la comida.
Tras él vino "Alicia en el país de las rosquillas" que si bien sigue su estela, profundiza mucho más en las posibles razones para el sobrepeso. Sin embargo, ambos libros han sido usados por muchas personas que no tienen sobrepeso para poder clarificar sus objetivos vitales y llevarlos a cabo, por profesionales para ayudar a sus clientes y pacientes e incluso en escuelas y universidades.
Es muy curioso por dónde la vida nos va llevando. Yo pasé de vivir en el mundo de las multinacionales a vivir en un mundo que me permite ver desde la primera fila cómo las personas crecen y dan su mejor versión de sí mismos. Trabajo por medio de  mis librosterapias, conferencias, cursos y procesos de Coaching, aplicando el principio sé consciente de lo que te pasa para poder cambiarlo. Participo en proyectos de asociaciones y empresas que apuestan por desmitificar la imagen de las mujeres, colaboro con medios de comunicación y siempre estoy abierta a cualquier proyecto que me permita desarrollar tanto mi trabajo como mis capacidades personales.
Doy lo mejor de mí en cada proyecto. Da igual si es personal, profesional o colectivo. Si hago algo, me implico y trabajo por dar todo lo que soy,  siempre con una sonrisa. Creo firmemente en las capacidades del ser humano, en su potencial y en que todo el mundo tiene derecho a conocerse, respetarse y amarse. Me apasiona escuchar, observar y, sin juzgar, ser útil, por lo que me considero una gran comunicadora, capaz de adaptarme a cualquier audiencia. Mi capacidad de adaptación junto con el afán de sacar lo mejor de cada situación y mi curiosidad innata me ha colocado en muchas situaciones, me ha llevado a vivir grandes experiencias que pongo al servicio de mis clientes. Doy no sólo lo que sé, sino lo que soy.
¡Ah! Y me encantan las orquídeas, los labios rojos, el swing, los días soleados y los ¡buenos días! con una sonrisa.