Pues yo he perdido 70 kgs… y amo mi cuerpo

Elna Baker un mes antes de su operación reconstructiva. Foto original de Jessica Peterson.
Elna Baker un mes antes de su operación reconstructiva. Foto original de Jessica Peterson.

Hace unos días leía una noticia en un periódico; una escritora y cómica estadounidense, Elna Baker, había escrito un artículo en donde hablaba de que, pese a haber perdido 50 kgs de peso, seguía odiando su cuerpo. El artículo os lo dejo en inglés (por esa maravillosa ley aprobada últimamente, el del periódico español en donde la leí no la puedo dejar. Y si puedo, paso de hacerlo).

En este emotivo artículo ella cuenta cómo se avergüenza de mostrarse en público desnuda, pero que, sin embargo, lo hizo. Cuenta cómo se sentía con los pellejos colgando antes de hacerse las cirugías correspondientes, cómo todos estos años ha estado viviendo desde el odio a su propio cuerpo y hacia ella misma por todo lo que le había hecho.

Esa misma tarde, y tras haber leído el artículo en español (el original lo leí después) estaba haciendo el tonto con un chaval que conocí en una de esas webs de citas que me sirven tan bien para procrastinar. En un momento dado, su pregunta fue directa y sin rodeos: ¿Cómo es tu cuerpo? y mi respuesta fue tan clara y sincera como su pregunta:

Mi cuerpo es un cuerpo que cuenta la historia de mi vida. Mis tatuajes, mis cicatrices, mis estrías, mis piernas gruesas -maravillosa herencia de una mujer increíble (mi abuela), y maravillosa porque significa que pertenezco a su estirpe- una piel que sobra porque conseguí perder 70 kgs de peso, las curvas que muestran que no tener una talla 36 no es pecado, un pecho en falta que, gracias a Dios puedo echar en falta,… el cuerpo de una Diosa que ha vivido. Así es mi cuerpo 🙂

¡Ah! Y se me olvidaba; un templo que cuido y venero.

Y realmente lo pienso. Lo siento así. Pero puedo entender a Elna; pasamos tanto tiempo odiando nuestro cuerpo y odiándonos a nosotras mismas por lo que le hemos hecho, que es difícil dejar de hacerlo. Es un hábito en el que se aprende a vivir, el del reproche continuo. Una forma de relacionarnos con nosotras mismas. Porque al final no es la comida, ni el cuerpo, es el cómo nos tratamos lo que se acaba reflejando en nuestro cuerpo y yo aprendí a tratarme tan bien que reconozco en el espejo el cuerpo de alguien que, por fin, se decidió a vivir.

Elna, sé que ni me vas a leer ni entenderás una palabra (para eso eres guiri) pero GRACIAS, gracias por mostrar a muchas personas cómo puede ser el post, cómo se vive odiándose pero, ante todo, cómo se puede dejar de hacerlo,

Coach, psicóloga y escritora. Soy más lista que el hambre, y tengo razones de peso.

Facebook Twitter Google+ YouTube   


Y, además, hago consultas privadas

contactoTodos estos temas y muchos más podemos tratarlos a través de consultas privadas. Sólo tienes que ponerte en contacto conmigo para una cita previa.

Los libros, a un click

Soy mas lista que el hambre Alicia en el país de las rosquillas, de Eva Campos NavarroUna Alicia especial, que te llevará a través de tu relación con la comida por un viaje de autodescubrimiento. O elige comenzar a ganar siendo más lista que el hambre. Dos libros relacionados pero muy diferentes entre sí que te ayudarán a reconocer las verdaderas razones de tu lucha constante contra los kilos de más y cómo acabar con ellas. Para siempre.  

Un comentario en “Pues yo he perdido 70 kgs… y amo mi cuerpo

  1. ¡Y que decir cuando nos encontramos en el climaterio y menopausia, hormonandonos con estrogenos para mejorar el proceso, habiendo adoptado 37 kilos de peso, a pesar de comer equilibrado, sano, ejercitandonos y siempre activas, más esos días depresivos !

Y tú, ¿qué piensas?