Test de autoestima de Seligman; ¡vaya tontuná!

Hace un par de días me hicieron llegar un artículo que, por lo que parece, se está volviendo viral. En este artículo se retrata un supuesto test de autoestima de Seligman, un psicólogo que formuló importantes teorías, presidente de la Asociación Americana de Psicología (APA) y Director del departamento de Psicología de la Universidad de Pensilvania. Pues, sinceramente; es el peor test sobre autoestima que he leído en mi vida.

Otro que leyó el test
Otro que leyó el test

A decir verdad, dudo que una personalidad dentro de la psicología como Seligman haya construido un test tan simplista. El artículo de referencia se encuentra en una web que vende frutas (¡toma ya!)  llamado vivelafruta.com y las preguntas son tan simples y las opciones de respuesta  tan poco coherentes que me llamó la atención que una persona con una buena autoestima y con la capacidad de asumir sus responsabilidades quedaría mal parada. Os copio el test que luego analizaré:

Test de autoestima

1- Te pierdes cuando ibas a casa de un amigo:

a. Me equivoqué en una esquina

b. Mi amigo me dio mal la dirección

2- Te presentas a las elecciones y pierdes:

a. No trabajé lo suficiente en la campaña

b. El que ganó conocía a más gente

3- Anoche te quedaste sin gasolina en una calle oscura:

a. No miré el depósito

b. El indicador del depósito estaba roto

4- Le compras un regalo a tu pareja y no le gusta:

a. No tengo mucha idea para hacer regalos

b. Mi pareja tiene gustos muy exquisitos

5- Invitas a alguien a bailar a alguien y te rechaza:

a. No bailo muy bien

b. A quien invité no le gusta bailar

6- El médico te ha dicho que tienes exceso de azúcar:

a. No presto mucha atención a mi dieta

b. Es inevitable ingerir azúcar, está por todas partes

7- Tú y tu pareja habéis estado discutiendo:

a. Últimamente yo estaba de mal humor y me sentía presionado

b. Mi pareja ha estado muy hostil

8- Estás en el hospital y vienen pocas personas a visitarte:

a. Soy muy irritable cuando estoy enfermo

b. Mis amigos no se preocupan  por cosas así

 

Resultado.

Todas las respuestas a valen un punto y las b 0 puntos. Súmalas todas y contrasta tu resultado:

-Una puntuación entre 0 y 1 indica una autoestima muy alta

– Entre 2 y 3, autoestima moderada

-4 Está en el promedio

– 5 o 6  indica una autoestima moderadamente baja

– 7 y 8 es indicación de autoestima muy baja

 

Pues no estoy para nada de acuerdo. Lo primero es que retrata situaciones cuyas opciones de respuesta son más que limitadas. Yo puedo estar en el hospital y la gente no venir a verme, pero quizás no es porque yo sea un monstruo cuando estoy enferma o porque mis amigos pasen de todo, sino porque yo (haciendo uso de mi autoestima) he pedido que no vengan a verme porque lo que quiero es descansar. Si no gano unas elecciones no tiene por qué ser porque yo no trabajo suficiente o porque la otra persona tiene enchufes en todos lados, sino porque tal vez el otro candidato estuviera mejor preparado objetivamente; de hecho, aceptar y asumir eso hace parte de una buena autoestima. Asumir que me pierdo al ir a algún lugar porque me orienté mal no es baja autoestima; muy por lo contrario, asumir la responsabilidad de los errores hace parte de una gran autoestima.

Lo segundo es que este test plantea sólo dos opciones; o tú lo haces mal (y por tanto eso es tener baja autoestima) o son los demás los que lo hacen mal (y eso es tener gran autoestima). Sinceramente, ¿estamos tontos o qué? ¿Enseñamos que una buena autoestima es hacer a los demás responsables de los errores que podemos cometer? Porque, lo siento, nadie es perfecto y errores cometemos todos. La diferencia es entre quien lo asume como algo por lo que castigarse y flagelarse (y sí, eso es baja autoestima) y quien los vive como algo natural, que puede solucionar y que no por cometerlos tiene menos valor (sí, eso es tener una robusta autoestima).

He de reconocer que no he leído el libro al que se refiere el artículo, “Aprenda Optimismo”. Pero quiero pensar que un autor como Seligman no recrearía una manera tan simplista de abordar el tema de la autoestima. Trataré de hacerme con el libro y verificar la veracidad del artículo porque, entre otras cosas, últimamente veo un tufillo importante de pseudopsicología en internet en donde artículos de supuestos duchos en la materia, tergiversando fuentes, relatan de la manera más simplista posible qué es el ser humano; si haces 10 cosas tendrás éxito y si no, serás un desgraciado toda tu vida. Si tienes estas 45 características en tu relación es que tienes una relación de verdad y si no, vives una mentira. ¿Es que la moda de los gurús de internet conlleva también la de falsear fuentes y crear muros limitantes a cada lector? Reconozco que yo no soy la psicóloga más ortodoxa y que jamás me creía todo lo que me contaban en la facultad de psicología (es más, en muchas materias jamás creí nada), pero la psicología, el coaching y las terapias tienen sus fundamentos y no son, ni de lejos, tan simplistas como este tipo de argucias virales (creadas para atraer visitas a mansalva, clicks y reconocimiento en la escala de San Google) nos hacen creer. No merece la pena escribir amarillismo por tener 1000 clicks en la página, de los cuales, 4 serán potenciales clientes.

Coach, psicóloga y escritora. Soy más lista que el hambre, y tengo razones de peso.

Facebook Twitter Google+ YouTube   


Y, además, hago consultas privadas

contactoTodos estos temas y muchos más podemos tratarlos a través de consultas privadas. Sólo tienes que ponerte en contacto conmigo para una cita previa.

Los libros, a un click

Soy mas lista que el hambre Alicia en el país de las rosquillas, de Eva Campos NavarroUna Alicia especial, que te llevará a través de tu relación con la comida por un viaje de autodescubrimiento. O elige comenzar a ganar siendo más lista que el hambre. Dos libros relacionados pero muy diferentes entre sí que te ayudarán a reconocer las verdaderas razones de tu lucha constante contra los kilos de más y cómo acabar con ellas. Para siempre.  

Y tú, ¿qué piensas?