¿Cuánto tardaré en perder peso?

Perder peso rapido

Una de las consultas más comunes que me hacen es cuánto tiempo tardé yo en perder peso y cuánto tiempo se puede tardar en perder el peso que a vosotras os preocupa. Por ejemplo, la semana pasada, Silvia me decía:

Hola Eva, buenos días. Me he leído tu libro, “Soy más lista que el hambre” y ahora me siento con fuerzas y ganas suficientes de comenzar mi dieta, pero hay una cosa que me preocupa: cuánto tiempo voy a tardar. ¿Tú cuánto tardaste? Yo tengo que perder unos 35 Kgs de peso, así que supongo que tardaré la mitad que tú. […] Muchas gracias, Silvia.

Bien, lo primero es que yo raramente hablo de cuánto tiempo tardé en perder el peso. ¿Por qué? Por una sencilla razón; no puede ser referente para nadie. Pero es que el tiempo en que se pierde peso de otra persona no puede ser referente para otra porque cada persona es un mundo, cada situación es única y cada historia personal, irrepetible. Así que has de tener en consideración que tú puedes perder peso más o menos rápidamente que otra persona, pero eso no significa que lo estés haciendo mal, o que Dios te haya castigado con un cuerpo fofo en el que vivir, no, significa que entran en juego muchos factores, desde tu edad, tu historial de dietas previas, tu nivel de sobrepeso, tu metabolismo, el tipo de dieta y, cómo no, el compromiso que tengas contigo misma y la paciencia y amor que tengas por tí y tus cambios.

Esto, ¿qué significa? algo que siempre hay que tener en consideración: las expectativas, si no se cumplen, nos dirigen a la frustración y la frustración a la desmotivación y, finalmente, a tirar la toalla. Y, obviamente, cada vez sintiéndote peor por la acumulación de fracasos que llevas a tus espaldas.

¿Cuántas veces, estando ya casi en el último tramo del proceso, te has parado en la pérdida de peso y finalmente has tirado la toalla? ¿Cuántas veces has dejado la dieta porque “no es tan buena” (lo que normalmente se traduce en “no pierdo tanto peso como esperaba”) y te has acabado por sentir un verdadero fracaso porque a menganita o a fulanita le fue genial? Seguramente que si estás leyendo ésto, varias veces.

Imagina esta conversación:

– María, estoy desolada, mi hijo ha sacado un 9 en el examen de inglés.

– Pues el mío ha sacado un 10 en el examen.

– ¿Qué le pusieron a tu hijo?

– Cantar la canción de mesa table, pollito chicken…

– Al mío los phrasal verbs y las conjugaciones de todos los verbos irregulares. ¡Ya podía mi hijo haber sacado la misma nota que el tuyo!

– Ya, pero es que el mío tiene 3 años y está en preescolar y el tuyo está en la ESO .

– ¿Y qué?

¿No te parece absurdo que una madre compare las notas de su hijo de la ESO con las de un niño de preescolar? ¡Pues es lo mismo que haces tú cuando comparas tus resultados con los de los demás!

Pero no sólo eso: no puedes comparar tus resultados de ahora con los que tuviste hace uno, dos, tres, cinco o diez años porque ¡tampoco eres la misma persona! Han pasado cosas, dietas, cambios, situaciones personales… y todas ellas se han de tener en cuenta para poder manejar unas expectativas saludables y realistas.

Mi consejo es que no establezcas expectativas basadas en el tiempo ya que si no lo cumples (debido a muchos factores diferentes que no siempre conocemos ni controlamos) te sentirás frustrada y seguramente tires la toalla. Usa ese tiempo como un proceso de cambio vital, sin fijarte metas en tiempo, ni “para la boda de mi prima Piluca”. Olvídate de ese tipo de metas porque, además, conllevan una presión interna que te hará el camino más cuesta arriba aún.

Quiérete lo suficiente como para darte el tiempo suficiente, el que necesites, para conseguir tus objetivos. Se trata de cambiar tu vida, no de ir a la carrera.

Aprende más en www.evacamposnavarro.es

Coach, psicóloga y escritora. Soy más lista que el hambre, y tengo razones de peso.

Facebook Twitter Google+ YouTube   


Y, además, hago consultas privadas

contactoTodos estos temas y muchos más podemos tratarlos a través de consultas privadas. Sólo tienes que ponerte en contacto conmigo para una cita previa.

Los libros, a un click

Soy mas lista que el hambre Alicia en el país de las rosquillas, de Eva Campos NavarroUna Alicia especial, que te llevará a través de tu relación con la comida por un viaje de autodescubrimiento. O elige comenzar a ganar siendo más lista que el hambre. Dos libros relacionados pero muy diferentes entre sí que te ayudarán a reconocer las verdaderas razones de tu lucha constante contra los kilos de más y cómo acabar con ellas. Para siempre.  

Y tú, ¿qué piensas?