Adictas a estar a dieta: La permanexia

Algunas personas viven constantemente a dieta y hacen de ello su modo de vida. La adicción a las dietas existe, y se conoce con el nombre de “permanexia”. Pasar de una dieta a otra, contar las calorías constantemente y vivir en un constante efecto rebote, pueden ser signos de este trastorno de la alimentación.

La permanexia es un trastorno alimentario que consiste en contar calorias obsesivamente
La permanexia es un trastorno alimentario que consiste en contar calorias obsesivamente

Susana me envió este mail el otro día:

Hola Eva. Soy una chica de 25 años, sana y deportista, pero tengo un problema; siempre tengo que estar a dieta. Siempre estoy buscando la mejor dieta, voy a varios nutricionistas, comienzo una dieta y a los dos o tres días la dejo y empiezo a buscar otro nutricionista. ¡He llegado a ir a cuatro nutricionistas diferentes una misma tarde! Así que siempre estoy a dieta y, cuando no, contando las calorías de todo lo que ingiero. Ha pasado de ser una forma de vida sana a ser una obsesión y es que pienso que todo lo que coma, todo, me va a engordar. ¿Estoy al principio de una anorexia?

Muchas gracias, Susana.

Sí y no. Ahora mismo lo que vives se llama permanexia, y puede desembocar en anorexia o en bulimia si no se trata. La permanexia es un trastorno de la alimentación, como pueden ser la anorexia o la bulimia, pero bastante más desconocido. La permanexia consiste exactamente en lo que relatas; la obsesión con estar constantemente a dieta. A diferencia de la ortorexia, la permanexia se basa en el conteo calórico o incluso en el aporte de hidratos de carbono de la comida, y se hace a través no de una alimentación sana (lo que se puede llamar “compensanción” -término que, personalmente, no me gusta nada) sino a través de dietas. Hay personas que, como tú, dan vueltas y más vueltas buscando el nutricionista perfecto y otras, a través de dietas “de internet”, pero todas tienen un punto común:que piensan que si no están constantemente a dieta, pueden engordar. ¡Ojo! Una cosa es buscar activamente la dieta que mejor encaja con nuestra forma de vida e incluso creencias y otra, estar obsesionada con estar a dieta. No tienen nada que ver y, en el primer caso, es responsabilidad personal, pero cuando se convierte en obsesión se genera un trastorno de alimentación.

Mi consejo es que busques especialistas que te puedan ayudar. Como cualquier trastorno de alimentación, es muy difícil salir de él sin ayuda pero lo bueno de esta situación es que comienzas a darte cuenta de que tienes un problema y ese es uno de los puntos más difíciles de este trastorno; como consideramos que cuidarnos es importante, lo identificamos con estar a dieta por lo que lo consideramos normal. Así, las personas que sufren de permanexia se escudan en que “es lo que hay que hacer” o que “sólo trato de tener una vida sana”, pero cuando se convierte en obsesión e incluso empieza a afectar a la vida social, como dejar de salir o acudir a eventos porque no se puede controlar el aporte calórico de las comida, entonces es un problema y, como decía antes, muy serio.

La relación con la comida también nos indica la relación que tenemos con nosotras mismas, así que piensa, ¿quieres vivir así el resto de tu vida? ¿Esta es la manera en la que quieres tratarte? Si la respuesta es “No”, mi consejo es que según termines de leer estas líneas, busques un especialista que te pueda ayudar. La recuperación en este tipo de casos es elevada, así que si otras personas lo han conseguido, ¡tú también!

Susana, tranquila, cualquier problema cogido a tiempo deja de ser problema para convertirse en solución.

Un cordial saludo,

 

Eva

Coach, psicóloga y escritora. Soy más lista que el hambre, y tengo razones de peso.

Facebook Twitter Google+ YouTube   


Y, además, hago consultas privadas

contactoTodos estos temas y muchos más podemos tratarlos a través de consultas privadas. Sólo tienes que ponerte en contacto conmigo para una cita previa.

Los libros, a un click

Soy mas lista que el hambre Alicia en el país de las rosquillas, de Eva Campos NavarroUna Alicia especial, que te llevará a través de tu relación con la comida por un viaje de autodescubrimiento. O elige comenzar a ganar siendo más lista que el hambre. Dos libros relacionados pero muy diferentes entre sí que te ayudarán a reconocer las verdaderas razones de tu lucha constante contra los kilos de más y cómo acabar con ellas. Para siempre.  

Y tú, ¿qué piensas?